Seguidores

24 mar. 2011

¿Correr el Riesgo?

Reír es arriesgarse a quedar como un tonto. Llorar es arriesgarse a parecer sentimental. Expresar los sentimientos es arriesgarse a sufrir. Exponer las ideas y los sueños es arriesgarse a quedar en ridículo.
Pero es necesario correr riesgos, porque el riesgo más grande de la vida es no arriesgar nada. La persona que no arriesga nada, no hace nada, no tiene nada y no es nada.

Puede evitar el dolor y las penas, pero nunca aprender a sentir, a crecer, a amar, a vivir. Encadenada por sus incertidumbres.

Sólo la persona que arriesga es verdaderamente libre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario