Seguidores

28 dic. 2010

Nunca entendiste que las manos nos la dieron para crear. Para acariciarlas, para escribirles poemas, para trabajar por los sueños, para brindarles ayuda, para secar sus lagrimas, para sentir su corazón, para alimentar deseos, para darles protección, para abrazarlas, para peinarlas con los dedos, para cambiar los pañales del fruto de ese amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario